La Secretaría Auxiliar de Educación Montessori (SAEM) persigue desarrollar el modelo Montessori en escuelas públicas del Sistema de Educación de Puerto Rico.  La Secretaría Auxiliar de Educación Montessori es parte del Plan Estratégico del Departamento de Educación de Puerto Rico. Las Escuelas Montessori aspiran, tanto a la excelencia académica como al desarrollo de una cultura de paz en sus comunidades.

El modelo Montessori, científicamente probado, está preparado para lograr el pleno desarrollo intelectual, social y espiritual del estudiante. Nació de la investigación de la Dra. María Montessori, (1870-1952) científica italiana, universalmente reconocida como pionera de la educación moderna. La ciencia de la pedagogía y la psicología del desarrollo, 100 años después, le dan la razón a la Dra. Montessori, ya que sus hallazgos, basados en la observación directa del niño, coinciden con los de investigaciones modernas (Science, 2008).

El fin de las escuelas Montessori es desarrollar al máximo el potencial de cada estudiante cultivando su independencia, disciplina interna, confianza en sí mismo, creatividad e iniciativa. Estas escuelas persiguen el  desarrollo integral del estudiante, preparándole para la vida en comunidad y el mundo del trabajo. Estos principios de alinean al Plan de Flexibilidad. El Programa trabaja con los elementos esenciales del modelo Montessoriano: un medio ambiente científicamente preparado, el desarrollo de la vida en comunidad, la implantación del currículo y metodología Montessori, y la formación de la guía o maestra. 

La Secretaría Auxiliar de Educación Montessori parte del estudiante, su naturaleza y sus etapas de desarrollo. Todo ser humano puede aprender y tiene esta capacidad durante toda la  vida;  los niños pasan por etapas en las que se manifiestan tendencias humanas particulares que impulsan su creatividad y que guían su desarrollo. En cada etapa, el niño lleva a cabo conquistas que responden a sus intereses y necesidades, desarrollando así su inteligencia. El estudiante es sujeto de su educación y se construye a sí mismo a través del conocimiento que va adquiriendo.  El niño y la niña crea al hombre o a la mujer que llegará a ser. La escuela Montessori provee el ambiente y el currículo que facilitan este proceso profundo de autoconstrucción.

El estudiante trabaja en ambientes preparados para descubrir el conocimiento y para despertar el interés por seguir aprendiendo. Los ambientes tienen que ser lugares agradables, inteligentes, atractivos y amplios donde los niños puedan moverse sin problemas. Este ambiente preparado fomenta la independencia en cada estudiante, respeta y celebra su individualidad, el potencial que posee y  su capacidad de pensar por sí mismo. Además aprende en comunidad, en relación con otros y con el mundo.

VISIÓN

La visión de la Secretaría Auxiliar de Educación Montessori es fomentar el desarrollo pleno de las potencialidades humanas del estudiante a través de la creación de ambientes educativos en la filosofía, metodología y currículo Montessori fortaleciendo la formación de familias, maestros y directores así como a toda la comunidad escolar para alcanzar la solidaridad y la paz en el mundo en que vivimos. 

MISIÓN

La misión de la Secretaría Auxiliar de Educación Montessori es implantar, apoyar y acompañar a las Escuelas del país en el proceso de transformación hacia la filosofía y metodología Montessori con el fin de educar generaciones de ciudadanos capaces de mejorar el mundo en el que habitan, preparados para la vida y la participación activa en la democracia a través de un currículo Montessori de excelencia que cumpla con los estándares y expectativas de los diferentes programas académicos.

Calendario 18 19

RFI

     RFP

Biblioteca Digital

Acceso Tecnologia

 

Wioa Draft

IconNoticiasDE 01

Photo 2018 04 20 14 09 44