POLÍTICA DE BIENESTAR

POLIMAGE1

¡La buena nutrición es el primer paso para que nuestros niños estén listos para aprender!

Una buena nutrición contribuye a la buena salud y proveerá los requerimientos nutricionales necesarios y fundamentales que jugarán un papel importante tanto en el desarrollo intelectual, como físico de nuestros niños.  Durante esta etapa la buena nutrición es fundamental para el incremento de las habilidades del niño de aprender.  El practicar una alimentación saludable es una destreza de vida sumamente importante que contribuye con el crecimiento, previene algunos problemas de salud como la obesidad, desórdenes alimentarios y algunas deficiencias en los niños.  Esta conducta también disminuye el riesgo de enfermedades crónicas en el futuro.

Nuestras escuelas promueven un ambiente sano y apto que aporta al proceso de enseñanza/aprendizaje diariamente.  A su vez, los comedores escolares crean un ambiente saludable y atractivo para promover el consumo de los alimentos que allí se sirven.  Además, en las escuelas los niños disfrutan de actividades físicas que contribuyen con su desarrollo.  Este binomio de buena nutrición y actividad física se complementa con el proceso de enseñanza/aprendizaje que permite en nuestros niños un verdadero crecimiento integral.

El Departamento de Educación y su Agencia Estatal Servicios de Alimentos y Nutrición (AESAN) tienen la responsabilidad de que nuestros niños reciban comidas nutritivas y se desarrollen en escuelas con ambientes saludables.  En esta dirección la Ley de Nutrición del Niño (Ley Pública 108-265 de 30 de junio de 2004, sección 204 “Local Wellness Policy”) provee para establecer ambientes saludables en las escuelas, reducir la obesidad infantil y contribuir en la disminución de enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación, a través de la actividad física en las escuelas.

A estos fines, la AESAN elaboró el manual denominado: Guía para la Promoción de la Política Local de Bienestar “Local Wellness Policy”.   La Guía servirá para la creación e implantación de políticas de bienestar para cada escuela.  Asimismo, ofrece ideas, consejos, instrumentos útiles, entre otras herramientas para el desarrollo de las políticas de bienestar, según las necesidades de cada escuela.

Ejemplos de Pólitica de Bienestar: